Cortitas y al pié

Torneo de Honor: Arrancó el fútbol por el Honor en la Liga Universitaria

El Torneo de Honor de la categoría de Mayores de la Liga universitaria, comenzó a disputarse este domingo en el Complejo de Peñarol Universitario....


Copa: Se viene la edición 13 de la Copa Microsules de Weekend Deportivo

Ya están abiertas las inscripciones para la nueva edición de la Copa Microsules que organiza el programa Weekend Deportivo con motivo del nuevo inicio...


Conquistaron la Divisional I

Estudiantes Españoles se consagró campeón de la Divisional I de la Liga Universitaria. Nos contaron como se dio el título, y que esperan para...


La Divisional E fue Bohemia

Wanderers Universitario se consagró campeón de la Divisional E de Mayores. Luego de la consagración conversamos con Leandro Silva. Compartimos la nota de audio...


El más laureado volvió a gritar campeón

Nacional Universitario se consagró campeón de la Divisional A de la Liga Universitaria. En la última fecha venció a Playa Honda y levantó la...


Divisional A – Título: Final de campeonato para el infarto

El equipo de Tenis El Pinar ganaba 2-0, Playa Honda pasó 3-2 y el encuentro terminó igualado 3-3. Play Honda finalizó el encuentro jugando...


Notas de Audio

Carta de Matías de Pablo, (jugador de Rangers expulsado de la Liga)

Tiene la Palabra

Después de los acontecimientos de pública notoriedad, que terminaron con una denuncia penal para el jugador por agredir a otro, quita de puntos a Rangers, y la expulsión del implicado, Matías de Pablo de la Liga Universitaria de Deportes, te presentamos la carta que el futbolista de Rangers, presentó a la Liga Universitaria y nos la hizo llegar para publicar en nuestra Web.

 

 

CARTA ENVIADA POR EL IMPLICADO A LA LIGA.

 


Montevideo, 18 de setiembre de 2009.

Sres.
Consejo de Neutrales y Tribunal de Penas de
La Liga Universitaria de Deportes
Atte.. Sr. Julio Jakob.
Presente.-

De mi mayor consideración:

Por la presente el que suscribe  Matías de Pablo Fernández, C.I. 4.186.116-4, ex carnet Nº 26115, quiero hacer llegar mis palabras, palabras que en ningún momento se me dejó expresar allí en La Liga. Si bien no fue dentro del término que luego tomé conocimiento que existe para presentar mis descargos, él mismo se debió a que la semana de los hechos estuve demasiado preocupado y angustiado  por la denuncia presentada en la esfera Penal, a la que nunca había concurrido y desconocía cuales eran sus procedimientos.  De todos modos siempre esperé ser llamado por La Liga para declarar, pero nunca, nunca en las veces que fui sancionado (por razones importantes por supuesto) se me permitió hacer mis descargos.

También debo decir que se habla de 4 sanciones, pero debe apreciarse que tipo de actuación tuve en las mismas, si no se debieron en sí mismas al juego que nos encontrábamos practicando. No existieron con anterioridad al hecho del 9/8/2009, lesiones de entidad para con otro jugadores de parte del suscrito, a pesar de acusarme en forma directa de “agresiones gravísimas”, cuando realmente la lesión del jugador Martín Felipez (de Playa Honda), se debió a la caída al suelo del mismo y a la posterior riña generalizada entre todos, o casi todos los integrantes de ambos equipos.
 
Con respecto a la situación planteada el domingo 9/8/2009 con el equipo de Fútbol Hache , es de apreciar que primeramente reconozco el error que cometí, nunca pretendí lesionar a nadie pero es importante destacar que no soy un loquito que salgo a la cancha a pegar, que lógicamente el resultado de mi accionar, el que no es justificable, pero tiene una respuesta, se debió a que pretendí ayudar y proteger a un compañero de mi equipo, Martín Rodríguez, cuando se le increpa y agrede física,  y verbalmente, por el jugador de Hache, Rodrigo Lombardo.

Dicho accionar no fue apreciado por el Juez, ya que él mismo se encontraba en la mitad de la cancha de espaldas, cuando  todo esto estaba ocurriendo en el área, tan es así que  el propio Juez quería reanudar el partido, el que con posterioridad suspendió debido a las  manifestaciones de  los integrantes de Hache.

Pero ahora debo decir que yo, como todo delantero estoy expuesto continuamente a los golpes del rival y eso lo sabe cualquier persona que juega, o jugó al fútbol, yo no soy un ser humano que ande pegando puñetazos de la nada, eso lo haría solamente un loco, como expresé anteriormente, creo que Uds. en su interior deben creer y saber que nadie pega porque sí y si lo hace necesita un psiquiatra urgente y ese no es mi caso.

Lo triste es que siempre se cuenta lo malo, pero no lo bueno, nadie dijo que yo el día lunes siguiente al partido llamé por teléfono al Sr. Lombardo para pedirle disculpas.  

Lamentablemente creo que en esta sanción de La Liga fui la Cara Visible, el Caballito de Troya, la Pira en la que muchos se lavaron las manos. Como justo el fútbol profesional estaba parado y la prensa deportiva no tenía de que hablar, llenaron las páginas con la Liga Universitaria, de la que pocas o casi ninguna vez se ocupan, así le hicieron un reportaje al Sr. Jakob, en él que éste dice la verdad, que siempre existieron y existen problemas de líos en La Liga, pero lo que el Sr. Jakob no sabía era que justo iba a salir publicado mi fallo de la Justicia, creándose toda una relación entre ambas cosas, entonces él se sintió estafado en su buena fe y se molestó mucho. Piensen también como me puedo haber sentido yo, con todos los delitos que ocurren y quedan impunes, al ver mi proceso y mis iniciales estampados allí, cuando fuera del fútbol estudio, no me drogo, no tomo ni una gota de alcohol (cosa rara en esta época ¿no?). Yo lo lamento pero no tengo la culpa de las declaraciones que hizo el Sr. Jakob y que justo saliera publicado lo mío, pero también todos y cada uno de nosotros sabemos que en La Liga hay problemas todos los fines de semana, grandes batallas campales, en todas las categorías, en todas las divisionales y esto nadie lo puede negar. Se habla de mis 4 sanciones en 3 años, pero cuantos jugadores hay que terminan con una sanción y ya tienen otra, por eso digo que fui la Cara Visible, fui usado, porque La Liga con mi expulsión parece que saca el mal de las canchas, cuando los que estamos o “estuvimos” dentro de ella sabemos que no soy yo el mal de La Liga, yo jugué al fútbol profesional en Divisiones Inferiores y fui expulsado muy pocas veces, pero se juega de otra manera, hay problemas sí, pero no todos los fines de semana. También aquí cabe destacar que en el fútbol profesional la mayoría de los jugadores no llegan a completar el Ciclo Básico, mientras que en La Liga somos todos estudiantes la mayoría universitarios y en otras categorías profesionales, o sea que no es un problema de cultura.

De todas formas fui usado por todos y nadie dio la cara, porque de que había sido “separado del plantel de Rangers” me enteré por la carta que presentaron en La Liga, porque en la tal “reunión” efectuada entre jugadores, directivos y técnico, estuve presente yo y nunca se habló de eso, además directivos no hubo ninguno, pero bueno al Club se lo sancionó, a mí por supuesto se me echa.

En el fallo de Uds. dice notifíquese personalmente al jugador y nunca se me llamó, me enteré por las páginas de La Liga, también se me expulsa, pero no dice por cuanto tiempo y viendo los Estatutos, de estos surge que la sanción se debe aplicar por un mínimo de un año o un máximo de diez.

Está bien así son las cosas, yo no voy a volver a La Liga, quizás en algún momento se me informe si nunca o por cierto lapso de tiempo, todos quedaron bárbaro, pero todos sabemos que quizás mi fallo haya querido ser ejemplarizante, es mi querer que no existan más errores que puedan llegar a la justicia  y con ello le modifiquen la vida y su futuro a un joven y que la apreciación de las sanciones se efectúen mirando por sobre todas las cosas la intención que tiene la persona en su accionar, ya que eso diferencia en mucho los resultados de las mismas. No debemos olvidar, que el deporte que practicamos es el  fútbol, el cual es  un juego de “hombres” y como tales nos comportamos a veces, pero como me dijo una persona que hace un tiempo jugó al fútbol “los problemas quedan en la cancha”, en mi caso no se cumplió esta norma, llegó a la Justicia.

Mi único cometido con ésta no es que se revea mi fallo, se que no se va a hacer, sí quizás en algún momento se me diga por cuanto tiempo, pero ya está, ya todos encontraron “la persona” que les permitió quedar limpios, pero yo sé que a pesar de todo mi conciencia está limpia, hasta pedí perdón al Sr. Lombardo por lo sucedido, yo dije mi verdad, otros mintieron, yo fui “Procesado”, “Expulsado de La Liga”, aunque en ésta nunca se me permitió defenderme, pero en el “Juego Limpio” que se menciona en mi fallo, se ensució la cancha, se ensució el deporte, “se mintió”, se escuchó una sola parte, no se me permitió defenderme, cuando se me aplicó tan grave sanción.

 

Matías de Pablo Fernández
Ex Carnet Nº 26115
    


Dejar un comentario