Un equipo bien Liguero: El CALI

Club Atlético La Isla en la divisional A

 

El equipo de La Isla,  fue fundado en octubre de 1978 por tres familias, las mismas fueron el sostén futbolístico, social y económico de la institución. El nombre se debe a que estas familias vivían en la calle Isla de Flores y de ahí viene el nombre de la institución. Camiseta con bastones celestes y blancos, es el color que los identifica. CALI fue campeón de la divisional B el año pasado, y militará en la A en esta temporada. Una revelación que promete ser animador en esta temporada.

 

 

Por/
Daniel López Ramos

En su primer año de existencia, el equipo jugó partidos contra equipos de fábricas del barrio.

Al año siguiente ingresaron a la Liga Universitaria a la divisional D, y sus desempeños futbolísticos no merecieron mayor destaque, acuñándose la frase, para más tarde incorporarse al himno de la institución: “peleando por el descenso, campeones, la isla vive señores”. Una característica de La Isla es la falta de orden, impuntualidad, jugar partidos con diferentes camisetas con el fin de mantener la cábala, y el hecho que marcó a la institución fue el problema con el pago de las cuotas en la Liga.

 

 

 En el año 1984, junto con el atraso de pago de cuotas, mantuvieron una deuda económica muy grande con la Liga, y un grupo de jugadores resolvieron con la plata que les quedó, ir al casino y jugarse el “todo por el todo”. El monto ganado no alcanzó para pagar la deuda de La Isla, pero sí alcanzó para armar un nuevo equipo, llamado Club Atlético la Isla (CALI).

 

 

 

 

Los años de mayor destaque futbolístico fueron el 1985 y 1986 con ascensos importantes y durante los años 1994 a 1999 obteniendo algunos logros también en el ámbito internacional. Personalidades destacas del ámbito deportivo han sudado la camiseta de CALI, con lo es el arquero de Juventud de Las Piedras, Gonzalo Salgueiro, y el campeón de América y del Mundo con Nacional y actual Director Técnico de Danubio, Martín Lasarte.

 

Hoy en día, el equipo se encuentra en su mejor momento deportivo, habiendo conseguido el campeonato de la divisional B en el 2008, lo que implica que este año lo tendremos en la primera divisional. Con un plantel que aún mantiene a los fundadores y que al menos un fundador debe jugar cada domingo, y con la ultima participación en el Torneo de Honor, que promete que este equipo bien liguero, sea un animador en este año. Consiguió llegar a semifinales del Torneo, y solo los penales, después del empate con Malvin 59, lo dejaron afuera de la final.